Mitt Romney se enfrenta al decisivo " supermartes"

El partido republicano de Estados Unidos vivirá este martes una decisiva jornada de votación, en su proceso de elecciones primarias, el famoso «supermartes», en el que diez  Estados decidirán al futuro candidato para enfrentarse en las presidenciales de noviembre, al democrata Barack Obama. Mitt Romney, exgobernador del estado de Massachussetts, llega con cierta ventaja pues ha vencido en seis Estados, mietras que su máximo oponente el exsenador y ultraconservador Rick Santorum, tan sólo lo ha hecho en cuatro de éstos. En la cola por la victoria en las primarias del partido del elefante, están Newt Gingrich y Ron Paul. La falta de un candidato claro para la carrera presiencial y las disputas internas empiezan a  pasar factura al partido republicano.

Texto: Ángel García / Foto: Europa Press
 

 

Este martes estarán en liza más de 400 delegados, un tercio de los que se necesitan para salir electo como candidato presidencial en la Convención Nacional Republicana que se celebrará en agosto en Florida. Georgia, Ohio, Tennessee, Virginia, Oklahoma, Massachusetts, Idaho, Dakota del Norte, Alaska y Vermont están llamados a las urnas.

Tras la última votación en el estado de Washington, Romney se sitúa en cabeza con 170 delegados, seguido de Santorum con 74, Gingrich con 33 y Paul como farolillo rojo con 31.

Pero de los estados que participan en este «supermartes», hay uno de mayor importancia que el resto, Ohio, cualquier candidato republicano que quiera aspirar a la Casa Blanca, tiene que ganar las primarias en Ohio, ningún republicano se ha hecho con la nominación sin haber vencido en este estado, en el que están en liza 66 delegados. En un principio parecía que la victoria de Santorum en Ohio iba a ser un paseo militar, pero en los últimos días Romney que ha conseguido el apoyo de relevantes figuras políticas, ha dado un vuelco en las encuestas que favorecían al ultraconservador.

Los sondeos le dan 217 delegados a Romney, más de la mitad de los que hay en liza en los 10 estados votantes, lo que sería una aplastante victoria de éste, puesto que Santorum rozaría la centena, mientras que Gingrich y Paul se quedarían con 61 y 25 respectivamente.

Mientras en el seno del partido demócrata se frotan las manos, puesto que al no tener un proceso interno de primarias, su partido no está sufriendo el desgaste de la formación republicana y Barack Obama que se presentará a la reelección, vencería a cualquiera de los cuatro candidatos que van a enfrentarse en este «supermartes».