Nuevo parón de trenes en nueve estaciones de la red madrileña

El movimiento Paremos el Metro ha vuelto ha actuar paralizando varios trenes en nueve estaciones de toda la red madrileña en hora punta, varias personas hicieron saltar las alarmas de decenas de trenes provocando varios minutos de parón sin causar daños a ningún usuario. Este movimiento, afirma que «los ciudadanos de Madrid no aceptan este `tarifazo´», por ello a parte del parón de hoy han decidido convocar a todos los ciudadanos a una concentración este jueves, 31 de mayo, en la sede de Metro

Ana Martínez Coto/Foto: Europa Press

 

 

 

 

 

 

El `tarifazo´ en el transporte público ha vuelto a hacer que el movimiento `Paremos el Metro´ actúe en hora punta (8.30 horas) boicoteando varios trenes en nueve estaciones de toda la red madrileña. Los trenes estuvieron parados durante unos minutos, según afirma la propia compañía.

Un portavoz de Metro ha explicado a Europa Press que las estaciones afectadas han sido Embajadores (línea 3), El Carmen (línea 5), Arguelles (línea 6), Alvarado (línea 1), Sevilla (línea 2), Callao (línea 3), Colombia (línea 8), Sainz de Baranda (línea 6) y Antón Martín (línea 1).

Está siendo calculado, por los responsables de la compañía, el retraso que pudo producir este sabotaje  y el número de pasajeros afectados. Afirman que no hubo ningún incidente, y que tras el parón, los trenes fueron recuperando la normalidad.

Desde el movimiento aseguraron que un grupo de personas hicieron saltar las alarmas de decenas de trenes repartidos en todas las líneas de la red, provocando ese parón de varios minutos en el suburbano.

De esta manera, indicaron que cuando los trenes estaban parados en las estaciones y con las puertas abiertas fue cuando se
produjo la acción, así que no causó ningún daño ni situación de peligro para los usuarios.

“Los ciudadanos de Madrid no aceptan este `tarifazo´», es lo que los autores del parón quisieron demostrar con las protestas que tuvieron lugar en Madrid durante las últimas semanas, que fueron criminalizadas con el fin de que los ciudadanos rechacen este tipo de iniciativas.

De este modo, aseguraron que están “absolutamente decididos” a actuar para parar el `tarifazo´, y creen sin duda que pueden
hacerlo si también son capaces de parar el metro. Afirman que “no tienen miedo” de la “actitud prepotente y represora del Gobierno, que no duda en lanzar campañas dirigidas a amedrentar y atemorizar a los ciudadanos para que no emprendamos acciones de este tipo”.

El parón de esta mañana constituye un llamamiento de los ciudadanos para que acudan a la concentración de este jueves, 31 de mayo, a las 20 horas en la sede de Metro (Avenida de Albufera 248), pocas horas antes de que el `tarifazo´ entre en vigor en el transporte público.

Detenido un integrante de una red de inmigrantes ilegal

Ha sido arrestado en Barcelona un hombre acusado de retener contra su voluntad a dos indios en Guinea. Se trataba de una red de inmigrantes ilegal la cual conseguía engañar a gente alegando que podrían conseguir su entrada en España pasando previamente por Guinea. Los familiares de los secuestrados ya habían pagado una cantidad de dinero para los gastos del viaje, cuando un mes después uno de los integrantes les exigió más dinero a cambio de no matar a las víctimas. Este hombre fue identificado y arrestado acusado de gran variedad de delitos. Los secuestrados fueron liberados, finalmente, en buenas codiciones físicas.

Ana Martínez Coto/ Foto: Europa Press

Ha sido detenido, por los Mossos d’Esquadra en Barcelona, un hombre posible integrante de una red de inmigración ilegal que tenía secuestrados a  dos indios en Guinea Conakry. Se cree que pudieron ser liberados por la Interpol, según informó la policía catalana.

Fue el 21 de abril cuando un familiar de los secuestrados se puso en contacto con los Mossos y advirtió de que su primo y su cuñado estaban retenidos contra su voluntad, e incluso amenazados de muerte.

Parece ser, que la red de inmigración ilegal enviaba una serie de cartas de invitación, las cuales consistían en poner en mano la
posibilidad de entrar en España pasando previamente por Guinea. Los dos hombres, residentes de la India, contactaron con esta red ilegal y fueron víctimas de su trampa.

El grupo recibió previamente por parte de los familiares de los secuestrados 17.000 dólares para los gastos del viaje, pero fue el mes pasado cuando uno de los miembros acudió a la tienda del denunciante a exigirle 20.000 dólares, así como a amenazarle de muerte, si no quería que matase a sus familiares, que ya estaban retenidos en Guinea en un lugar desconocido.

El integrante del grupo fue identificado y detenido por los Mossos, se trataba de un pakistaní de 53 años, fue arrestado como presunto autor de los delitos de amenazas, secuestro y promover el tráfico ilegal de seres humanos. También fue arrestado por un delito de salud pública, ya que encontraron en su casa de Barcelona sustancias dopantes.

Las autoridades guineanas poseen los datos de las víctimas secuestradas, debido a que fueron facilitadas por los investigadores catalanes. Los datos abarcan fichas sobre los presuntos secuestradores y cifras de la oficina bancaria donde los miembros de la red tenía previsto recoger el rescate.

Los Mossos pidieron a los guineanos que realizaran las gestiones con la mayor rapidez posible. Los secuestrados fueron liberados por la policía de Conakry, gracias a la coordinación entre ambos cuerpos, en buenas condiciones físicas.

"La guerra como producto informativo"

Una de las conferencias de la que pudimos disfrutar, el jueves 17 de mayo, fue “La guerra como el producto informativo”, impartida por el doctor Francisco Egido. Trataba sobre el caso de Afganistán, y el doctor afirmó “por culpa de los medios tenemos una opinión formada sobre la guerra, pero nadie sabe con certeza lo que realmente pasa”.

Carla Chaverri y Ana Martínez / Foto: Ana Martínez

 

 

 

 

 

 

 

El producto informativo de una guerra se divide, según el Doctor Egido en  medios de comunicación tratados como empresas informativas, el corresponsal de guerra y la agencia setting.

El primero de los casos se tratan así ya que su motor es la rentabilidad que producen, aunque podemos dividirlas en dos tipos, privadas y públicas. Las privadas son las que realmente necesitan rentabilidad, sin embargo para las públicas no es su principal objetivo. Las empresas saben que la guerra vende, así que es una cuestión de prestigio, tiene un valor: la precariedad de los periodistas. Interesa al público y así fideliza su audiencia.

En los periodos de entre guerra, cuando la guerra es eminente pero no se sabe cuando comenzará, los medios que ya han desplazado ahí su equipo  y tienen que rentabilizarlo, y la forma es agradando a su audiencia. Los medios se inventan una guerra virtual donde la clave es el hecho de que el producto que llega a los espectadores no sea demasiado desagradable para que así las masas no se revelen contra los gobiernos, es decir, crean una imagen moral.

Por último el corresponsal de guerra, está influido por la imagen del cine, aunque si es verdad que está sometido a duras condiciones. Puede optar a dos puntos de vista, por una parte limitarse a informar solo sobre lo que ve, o puede enunciar lo que está ocurriendo. Lo importante de esta profesión es ser precavido, ya que desde 1980 son nueve los corresponsales españoles que murieron en la guerra.

Una vez que el periodista está en la batalla, puede adoptar diferentes posturas: puede ir por libre, buscándose la vida; cubrir la guerra desde el otro bando; están los llamados periodistas empotrados, su nombre se debe a que se encuentran dentro de la unidad militar para ser capaces de llegar a todas las zonas, aunque tienen problemas con la movilidad y la objetividad, son limitadas, y por último se encuentran los citizen journalist, es gente normal con su propio teléfono móvil, no gustan a los gobiernos ya que no se les puede controlar.

En cuanto a la Agenda Setting se habla de la capacidad de influencia de los medios informativos sobre la humanidad, son los temas que preocupan a la gente. Los medios seleccionan los temas que les interesan, convirtiéndose éstos en los más importantes para los ciudadanos, que piensan y forman opiniones respecto a lo que reciben.

 También trató el tema de tema de “libertad duradera”, en el que tras el 11-S todos esperaban la respuesta de Estados Unidos y aliados. En nuestro país, aunque ocurrían importantes acontecimientos, sus portadas fueron decreciendo en cuanto el tema de Afganistán y se fueron centrando poco en Irak. El problema era que la mayoría de las noticias eran de agencias, no tenían un corresponsal que les informara de lo que ocurría.

Los varones directivos y profesionales japoneses mueren antes que otros trabajadores

Según un estudio realizado por los investigadores de la Kitasato University School of Medicine, los hombres directivos y trabajadores de Japón, mueren antes que cualquier otro varón que tenga distinto empleo, esto se debe principalmente a la falta de tiempo de la que estos hombres carecen, además de las consecuencians del estrés y  la vida poco saludable que llevan.

EP
EP

 Ana Martínez Coto

Según los resultados publicados en el ‘British Medical Journal’ (BMJ), los varones que son directivos y profesionales en Japón muren antes que el resto de hombres que tienen otra profesión, esto es debido a que anteponen el trabajo a su salud.

Se examinaron los certificados de defunción de varones japoneses que fallecieron entre 1980 y 2005, los resultados demostraban que los jefes y profesionales tenían 1,7 veces más riesgo de morir antes de llegar a los 60 años que aquellos hombres que tienen otra profesión.

En Japón se dispone de una cobertura sanitaria universal mediante la cual cualquier ciudadano puede acudir al hospital a hacerse un chequeo cuando desee, es por ello que la única excusa que estos directivos y profesionales tienen para no acudir al hospital es, según ellos, la falta de tiempo. Y es así que muchos de ellos tienen cáncer y mueren sin recibir un tratamiento.

Un equipo de la Kitasato University School of Medicine dirigido por Koji Wada, descubrió que las muertes debidas a cánceres, ictus y enfermedades cardíacas que afectaban a  jefes y profesionales aumentaron después del año 2000, mientras que las tasas del resto de trabajadores descendían.

Los investigadores creen que las bases de mortalidad podrían estar enlazados con años de estancamiento económico en Japón, precedidos de una crisis económica en Asia a finales de los 90. Después del 2000, los suicidios entre jefes y profesionales aumentaron, mientras que en hombres con otros empleos se mantenían.

Los directivos y profesionales, debido a todo lo que tienen que hacer y la falta de tiempo para otras cosas que eso requiere, tienen mayor estrés y un peor estilo de vida, no tienen tiempo para realizar otras actividades como hacer deporte o dormir el tiempo necesario. Tienen estilos de vida poco saludables, lo que provoca que los fallecimientos en estos ámbitos sean más frecuentes.