Interesantes tablas en un clásico muy clásico

El primer ¨duelo de titanes¨de la temporada no dejó descontento a nadie ya que en el partido disputado en el Camp Nou hubo de todo y de buen nivel. Atrás quedaron por suerte aquellos clásicos en el que por encima del fútbol quedaban las guerras y tensiones entre ambos equipos. Pese a no estar acostumbrados a disputar este partido tan pronto en la temporada, los dos equipos demostraron que aquí se juegan más que tres puntos. Fué un partido muy entretenido en el que ambos controlaron en diferentes fases del partido y que las dos estrellas se encargaron de dinamitar con sus goles.
Ignacio Pinedo   Foto: Europa Press

El esperadísimo clásico llegó, paró el mundo del fútbol y no defraudó a los aficionados. Pudimos ver a dos grandes rivales que se conocen más que de sobra aunque siempre hay aspectos con los que los entrenadores intentan jugar para sorprender al contrario. En este caso, el protagonista que Tito Vilanova tenía guardado era Adriano que saltó al campo para jugar en una posición que no es la suya habitual, pero a la que se adaptó muy bien salvo a la hora de tirar el fuera de juego en el segundo gol de Cristiano.
El partido tuvo varias fases muy diferentes ya que los dos equipos se dividieron el dominio de las ocasiones a lo largo de los 90 minutos. El Real Madrid tuvo en la primera parte tres ocasiones muy claras en las que Sergio Ramos y Benzemá por partida doble no acertaron a perforar el marco de Valdés. Entre medias de estas ocasiones llegó el primer tanto madridista (Cristiano, min 23) que tras una ran jugada combinativa de los blancos, Benzemá habilita al portugués que no perdona con un gran disparo ajustado al palo. Unos minutos más tarde llegaría el empate del F.C. Barcelona (Messi, min 31) donde el astro argentino se encargaría de empujar a la red un balón que quedó suelto en el área pequeña tras un despeje fallido de Pepe. Con el 1-1 en el marcador llegábamos al descanso.
En la segunda parte, el Barcelona tomó las riendas del encuentro ante el bajón físico del equipo de José Mourinho. Los blancos aguantaban atrás mientras el barça no creaba excesivo peligro pero ya no salían tan rápidos a la contra cómo hacen habitualmente. La superioridad blaugrana se vió recompensada con un soberbio gol de falta (Messi, min 61) ante el que nada pudo hacer Iker Casillas. El equipo de José Mourinho no se rinde fácilmente y así lo demostró volviendo a empatar el encuentro (Cristiano, min 66) tras un magnífico pase de Ozil que Ronaldo logra transformar en gol definiendo muy bien ante la salida del portero blaugrana.
Con el resultado de 2-2 llegaría el final del encuentro no sin antes un buen susto para el conjunto madridista con un disparo de Montoya al larguero. Como en todo clásico hubo algunas jugadas polémicas en las que el árbito (Delgado Ferreiro) no acertó, un penalti claro de Mascherano  a Ozil y otro de Pepe a Iniesta, ambos en la segunda parte.
Por último, hay que destacar la bonita imagen con la que ambos equipos cerraron el encuentro, abrazándose en el círculo central y dejando en el pasado los malos rollos y las disputas que hacían de estos clásicos auténticas batallas de todo menos futbolísticas. Un buen partido con el que la clasificación de ambos equipos sigue intacta a falta de 31 jornadas, 8 puntos de ventaja para los barcelonistas y con ganas de que llegue el partido de vuelta para seguir disfrutando de este espectáculo futbolístico.
Árbitro: Delgado Ferreira (Comité Vasco). Mostró cartulina amarilla a Pedro (m.40), Xabi Alonso (m.43), Busquets (m.54), Özil (m.58), Pepe (m.78) y a Arbeloa (m.90).
FC BARCELONA: Valdés; Alves (Montoya, min.27); Mascherano, Adriano, Alba; Busquets, Xavi, Cesc (Alexis, min.62); Pedro, Messi e Iniesta.
   REAL MADRID: Casillas; Arbeloa, Ramos, Pepe, Marcelo; Xabi Alonso, Khedira; Di María (Essien, min.87), Özil (Kaká, min.79), Cristiano Ronaldo; y Benzema (Higuaín, min.62).