La lesión del capitán, oscurece la victoria en Da Luz

El Barça consigue su primera victoria en el Estadio Da Luz de Portugal del Benfica, los goles marcados por Alexis Sánchez y Cesc Fábregas, permiten contar sus partidos de este año por victorias. La nota negativa fue la lesión de Puyol al caer de mala manera, tras un salto. Vuelve la alegría de Iniesta y Busquets fue expulsado, partido típico de Uefa Champions League.

Arturo Herrera Díez.

La primera ocasión clara fue para los portugueses, Bruno César, con su potente pierna izquierda, el balón le bota, y Valdés detiene el tiro, en dos tiempos, el peligro no pasa a mayores.  El Benfica estaba muy ordenado con dos líneas juntas, como todos los equipos lo plantean, esperando al Barça entregándole la posesión y esperar hacer algo de daño al contraataque, así serían todas las oportunidades que tuvieron para marcar.

Celebración de Cesc en el segundo gol; FOTO: Reuters

El Barça por su lado, con su misma idea, de amasar el balón una y otra vez, sin parar el juego en exceso, con los cambios de ritmo pertinentes, la movilidad de Pedrito, Messi y Alexis arriba hacían pensar que el primero estaba cerca, así fue, el astro argentino entra casi hasta la línea de fondo, levanta la cabeza y pone un centro raso, con fuerza para que llegue Alexis a ras del suelo para poner por delante a su equipo, acababan de pasar cinco minutos y el Barça ya lo tenía encaminado.

Aunque el Benfica fuera por detrás en el marcador, no le iba a perder la cara al partido, e incomodó a su rival gran parte del primer tiempo, sus robos rápidos de balón con una avalancha de seis de sus jugadores, hacían que el Barça se echara más para atrás para evitar sorpresas. El equipo luso, está formado por bastantes ex jugadores de la Liga Española, como los argentinos Salvio y Garay. Su delantero Lima, de origen brasileño, tuvo una gran ocasión, pero el portero culé muy atento lo rechazó con su pierna izquierda, desechando la ilusión del empate.

El Barça era consciente del peligro contrario, Puyol en una posesión en defensa, decide lanzar un gran balón a Cesc de cuarenta metros, que el jugador total no termina de encauzar, se la roba un defensa, muy buen pase del capitán, cuando se atreve fuera de su parcela, nos demuestra que cumple en muchos aspectos del juego.

Es ahora el chileno Alexis el que intenta sentenciar el partido, devolviéndole el pase del primer gol a Messi, pero el portero del Benfica, muy atento detiene el disparo de la pulga, con una gran estirada al palo largo, Artur hizo grandes paradas, una vez más y en poco tiempo el Alexis tendría una buena oportunidad, un pase medido de Xavi, le deja solo tras su desmarque y la echa por encima del larguero. Con el 0-1 se llegaría al descanso.

Con el comienzo de la segunda parte, y la misma predisposición de ambos equipos, los portugueses esperando y el Barça durmiendo el partido, podía pasar cualquier cosa, y lo que ocurrió fue que el salvador de la pasada jornada en Sevilla, Cesc, se volvía a asociar con Messi tras un eslalon del tricampeón del balón de oro, que le daba un gran pase, el catalán orientó el balón con su control, y con un golpeo de empeine exterior con la zurda vatio a Artur. Ha comenzado la racha goleadora esta temporada de Fábregas, se avecina el clásico y es posible que sume un gol contra el máximo rival, cuando tiene confianza demuestra aquella cifra que costó.

El paso de los minutos era monotemático, el Benfica tocó poco el balón, se vio al Barça que comenzó a deslumbrar, además de tener siempre el balón, llegaban con mucha facilidad, los portugueses se movían de un lado a otro viendo pasar jugadores y el balón en esos grupos de tres o cuatro jugadores, el clásico rondo. Llevado a cabo a su máximo exponente, el marcador pudo haber sumado más goles para el conjunto español. Del Benfica había noticias o chispazos de calidad del payaso Aimar, que jugadorazo pura fantasía, salió en la  segunda parte, y deleitó al público con su visión de juego, además como buena noticia reaparecía el manchego, Andrés Iniesta, el héroe de todos.  Pero no todo podían ser grandes noticias, la lesión de Puyol, desagradable, muy difícil de ver,fue sustituido por Song, se dice que tiene una luxación en el codo, es escalofriante. La mala suerte se ha cebado de nuevo con el eterno capitán, hoy volvía de su anterior lesión y le ocurre esto, ojalá tenga una temprana recuperación. Villa entró sustituyendo a Pedro, pero no le dio tiempo a mucho.Además Busquets fue expulsado por  una inexplicable entrada, parece que está empezando a pagar los platos que rompió años anteriores, engañando a los árbitros. Y Nolito se reencontró contra el equipo donde se formó.

De esta manera, el Barça ha ganado todo lo que ha jugado, llega muy bien para enfrentarse al Real Madrid, duelo de titanes que puede resolver muchas dudas para unos y otros, se espera que sea un partido memorable.

Benfica: Artur; Maxi Pereira, Jardel, Garay, Melgarejo; Matic, Enzo Pérez (Pablo Aimar 59´), Nico Gaitán (Nolito 74´), Salvio, Bruno César (Carlos Martins 45´); Lima.

Barcelona: Víctor Valdés; Dani Alves, Puyol (Alex Song 77´), Mascherano y Jordi Alba; Sergio Busquets, Xavi Herández y Cesc Fábregas (Iniesta 71´); Pedro (David Villa 81´), Alexis Sánchez y Messi.

Goles: 0-1: Alexis Sánchez 6´; 0-2: Cesc Fábregas 55´

Árbitro: Cüneyt Cakir (TUR). Expulsó con roja directa a Busquets min.87´ y amonestó a Fábregas 18´, Pedro 28´ por el Barcelona; Bruno César 37´ y Carlos Martins 84´ ,Matic 85´ y Jardel 88´ por el Benfica.

Incidencias: Segunda jornada del grupo G de la Liga de Campeones disputada en el estadio lisboeta de La Luz frente a unos 62.000 espectadores.