Silvia Candame: “El camino se abrió sin que fuese necesario buscarlo, surgió la oportunidad y la aproveché”

Silvia Candame, profesional del mundo de la imagen y de la belleza, nació en 1969 en La Coruña, ciudad donde, con sólo 17 años, empezó a trabajar en un salón de belleza. Comenzó su carrera profesional en Barcelona y más tarde se centró en el mundo de la moda, al que dedicó más de diez años trabajando como modelo profesional. Ha ejercido como responsable de maquillaje y peluquería, y con ello ha adquirido más de cinco años de experiencia en diferentes sectores del mundo de la imagen como el cine, fotografía, televisión, desfiles de moda y campañas de publicidad.

Ana Martínez Coto

-Pregunta: A pesar de adentrarte en el mundo de la moda, en un primer momento te graduaste por la ISM ESIC de Barcelona en Publicidad y Relaciones públicas. ¿Por qué razón pasaste de un ámbito al otro?

-Respuesta: Siempre he estado vinculada al mundo de la moda y muy en contacto con las organizaciones de eventos, de desfiles… Por eso decidí cursar estos estudios. Me encanta la comunicación y creo firmemente en la necesidad de comunicar de forma precisa.

 -P.: ¿Cómo resultó tu experiencia como modelo profesional? ¿Crees que se ha producido un cambio en la exigencia a la hora de contratar a modelos?

-R.: Fue una experiencia muy gratificante porque tuve la oportunidad de trabajar con grandes modistos, viajar y conocer diferentes culturas. Creo que el único cambio que se ha producido es la popularización de nuestro trabajo, que es lo que ha contribuido a desvirtuar el valor del mismo.

 -P.: ¿Cuál fue la razón por la que decidiste abandonar la pasarela y trabajar detrás de los focos como maquilladora y peluquera?

-R.: Los organizadores de los desfiles apostaban por modelos cada vez más jóvenes y sin experiencia. Ni estaba interesada, ni podía luchar contra las tendencias y las nuevas corrientes de la moda. Comencé mi andadura como maquilladora de forma accidental, el camino se abrió sin que fuese necesario buscarlo, surgió la oportunidad y la aproveché.

 -P.: Actualmente, ¿cuál es tu ocupación? ¿Cómo combinas las diferentes actividades a las que te dedicas?

-R.: Estoy colaborando con una productora de televisión y una escuela de modelos. También imparto cursos de perfeccionamiento para profesionales del sector y represento al artista Óscar Edú. Soy autónoma así que soy dueña de mi tiempo y puedo distribuirlo sin problema.

 -P.: Has colaborado en numerosos eventos de varios sectores, ¿cuál de ellos es el que más te ha llenado al cubrirlos con tu experiencia profesional?

-R.: Mi trabajo como maquilladora y peluquera vinculada al mundo de la moda y publicidad me permite desarrollar mi lado más artístico y creativo, y como mánager, desarrollo mi lado ejecutivo. Todos y cada uno de estos sectores me llenan como persona, decantarme por uno de ellos sería imposible.

 -P.: Si tuvieras que nombrar a una persona que admiras en el ámbito de tu profesión, ¿quién sería?

-R.: Admiro a numerosos profesionales de la imagen y belleza, pero si tengo que decantarme por uno diría a Pat McGrath, maquilladora neoyorquina y creadora de looks de pasarela para Christian Dior. Además, Giorgio Armani la escogió como su asesora para crear la línea de maquillaje de esta marca.

 -P.: Se sabe que también eres mánager del actor, modelo y escritor catalán Óscar Edú. ¿Cuál fue el motivo por el que decidiste representarle? ¿Es tarea fácil encargarse de este trabajo?

-R.: Óscar Edú me parece un producto perfecto además de ser mi amigo. Es una oportunidad única para desarrollar mis habilidades y perfil ejecutivo que hacía tiempo había dejado aparcado. ¿Fácil? Para nada, Óscar es un artista multidisciplinario y siempre hay cosas que hacer, un camino que andar, una puerta que tocar, una copa que romper…

 -P.: Tu localización profesional está entre Madrid, Barcelona y La Coruña,  ¿qué supone para ti estar moviéndote de una ciudad a la otra y no tener lugar fijo de trabajo?

-R.: La diversidad, movilidad y agilidad de cada trabajo forma parte de su atractivo, y esto hace que cada día sea un día diferente. La verdad es que mi trabajo me aporta felicidad, si algún día dejase de hacerme feliz, cambiaría de trabajo sin dudarlo un segundo.

 -P.: ¿Qué es lo que te inspira de cada persona para acertar con su look, peinado o maquillaje adecuado?

-R.: Me inspira la personalidad de cada una, su carácter, su trabajo… Trato de resaltar los rasgos naturales de cada persona para realzar su belleza. Intento transmitir este temple y lo adapto al acto social que se vaya a acudir o al personaje que vaya a interpretar.  

 -P.: ¿Tienes alguna meta u objetivo aun por alcanzar o algún plan de futuro?

-R.: Hace tiempo que intento dejar de pensar en el futuro para disfrutar del ahora. Uno de mis objetivos es crear mi propio estudio y ser capaz de dar los pasos necesarios para conseguirlo. También me encanta ayudar a otras personas y a que se sientan bien consigo mismas.