JJOO capítulo II: Los primeros medallistas españoles

La primera medalla olímpica lograda por un español se remonta al año 1900. Una época en la que nueve deportistas nacionales, en cuatro modalidades diferentes, se reunieron en París para participar en la segunda edición de los Juegos Olímpicos modernos. Pedro Pidal, en tiro al pichón, y Francisco Villota y José de Amezola, en pelota vasca, fueron los primeros españoles en lograr un metal.  Hasta 1920, España no volvería a asistir a este gran espectáculo. 

Bárbara Prieto.

Autor: Flickr / Chilangueño

Los Juegos Olímpicos formaban parte, en aquél momento, de la Exposición Universal en la denominada ciudad de la luz. Durante más de cinco meses se llevaron a cabo una serie de pruebas deportivas en las que tres de los nueve representantes españoles lograrían los primeros metales en la historia del olimpismo español. Aunque, como curiosidad, decir que los ganadores en estos Juegos, no recibieron medallas sino bastones y guantes, entre otros premios.

Pedro Pidal, en tiro al pichón, logró una medalla de plata, y la pareja formada por Francisco Villota y José de Amezola, en pelota vasca, alcanzaron el oro. Sin embargo, estos últimos no llegaron a competir, ya que sus dos únicos rivales, los franceses Durguetty y Echegaray ni siquiera se presentaron al oponerse a las normas de la organización.

En 2004, el Comité Olímpico Internacional decidió reconsiderar el medallero de estos Juegos, ya que compitieron tanto profesionales como amateur, y decidió que aquellas pruebas que no cumplieran con cuatro reglas fundamentales no serían consideradas olímpicas. Debían ser amateur, internacionales, sin hándicaps y de carácter abierto.

Por tanto, la que hasta entonces era considerada como la primera medalla para España, la plata conseguida por Pedro Pidal en tiro al pichón, fue descartada al haberla ganado en una competición profesional. El oro de la pareja de peloratis sí consta como la medalla olímpica pionera en España. Fue la única ocasión en la que la pelota vasca se incluyó en el programa oficial de los Juegos, a pesar de que ha sido reconocida como deporte olímpico. A título de demostración, este deporte fue practicado en París 1924, en México 1960 y en Barcelona 92.

El COI, desde el año 2008, sólo acepta que se practiquen oficialmente 26 deportes. El problema de la pelota es que tiene 4 modalidades diferentes, es decir instalaciones o tipos de cancha en las que puede desarrollarse, y demasiadas especialidades oficiales, en  total 14. Eso hace que sea muy costoso incluirlo en unos Juegos Olímpicos, por lo que la Federación Internacional quiere simplificarlo como primera medida a adoptar.

En octubre de 2010, la Asamblea General de la FIPV aprobó el proyecto que consiste en simplificar el deporte de la pelota vasca para su desarrollo internacional, eligiendo una única instalación y sólo 5 especialidades. La Federación Internacional de Pelota Vasca, y su presidente, el francés Dominique Boutineau, quieren dotar a este deporte de unas condiciones aceptables por el COI para que dentro de 20 ó 30 años, se incluya en el programa olímpico.