Tags

Información relacionada

Compártelo


El Real Madrid resucita en Cornellá

El Real Madrid derrota al Espanyol por la mínima en Cornellá, gracias a éste triunfo vuelve a meterse en  liga, colocándose a 5 puntos del F.C.Barcelona, que tuvo un traspiés en el Molinón  ante el Sporting, éste hecho vuelve a dar vida a una liga que parecía decantada para los blaugranas.
C.Jennyfer Martín Martín
 

El trabajo en equipo mueve montañas





Un Real Madrid con 10 jugadores vuelve, ésta vez enganchado a lo mejor de sus raíces, tras un formidable partido en el  que resultó memorable todo cuanto ofreció. Sacó el máximo partido a su camiseta, mostró los colores que representa, invitando a la afición a vivir junto a ellos el significado de un célebre día, doblegando al mejor Espanyol de los últimos tiempos.
El quedarse con 10 jugadores en el minuto 2 de partido con la expulsión de Iker Casillas, no supuso ninguna barrera para un Madrid metidísimo en el terreno de juego.
El presidente,Florentino  Pérez  apareció a dos minutos del descanso, debido a que habia estado viendo al Real Madrid de Baloncesto ser abatido por El futbol Club Barcelona en un partido muy reñido hasta el final, con un resultado de 60_68. Se perdió una primera mitad de frenética lucha, con un Madrid imbatible,que se siente inmortal.
El partido comenzó con la falta fuera del área sobre Callejón, que le supuso  la roja más rápida que ha visto el Madrid en casi ochenta años de Liga. Mateu Lahoz interpretó la falta como manifiesta ocasión de gol, cuando el jugador del Espanyol se dejó caer ante la salida del meta blanco. Esta no es la primera expulsión del guardameta, se suma a la que recibió en la jornada 35 de la 05/06 ante Osasuna por doble amarilla por protestar y por desplazar el balón.
El partido de Cornellà dejó varias buenas noticias para el Real Madrid. La mejor, sin duda, fue la actuación de Marcelo, que hizo un partido soberbio, a la altura de los mejores, de un futbolista que rompió moldes en la banda izquierda del Bernabéu.
Mou cambió  a Di María, por Özil. El partido fue una imperiosa locura, con un Madrid bravo y agigantado en su lucha por combatir la liga, ésta grandiosidad merengue conllevó a destacar a Kameni como  la figura del partido, debido a las numerosas paradas realizadas.
Marcelo fue quien firmó el primer y único gol del Real Madrid volviendo a exhibir un alto nivel de juego. El brasileño radiaba felicidad al lograr los tres puntos de su equipo.
Con la intensidad de Özil, Marcelo, y Pepe, El Madrid fue apabullando al Espanyol. El triunfo en el estadio asturiano tiene mérito, ya que Pochettino, con la ayuda de sus titulares y canteranos puso toda la carne en el asador, combatiendo contra el agitado y crecido Madrid.
Antes del descanso el Madrid fue una fiera, realizó numeras ocasiones de gol que provocaron desesperación en Kameni. Mateu Lahoz se tragó un penalti en frente de sus narices. Después equilibró al señalar un fuera de juego inexistente de Callejón cuando encaraba a Adán, que comenzó nervioso y acabó crecido.
A  la salida del vestuario contemplamos a un Madrid más permisivo y cansado. Su energía fue apagándose poco a poco en numerosas ocasiones. Sobre todo cuando Callejón tiro del carro del Espanyol y rozó el gol en tres ocasiones.
Después de partidos como éste da la impresión de que estas cosas sólo las hace el Madrid. Esa forma de luchar, ese compromiso, esa resistencia a la adversidad… Pasan los años, pasan los entrenadores, pasan generaciones de futbolistas, pero el Madrid sigue soltando de cuando en cuando partidos así, que salva por el corazón. La batalla por el título liguero no ha acabado, no se pierdan la lucha intensiva.