Alonso se deja el sueño en Abu Dhabi

El español finalizó séptimo y Vettel se convierte en nuevo campeón.
Ana Baquera // Fotos:Europapress
No pudo ser. El sueño del tercer campeonato del mundo para el asturiano se ha quedado en el circuito de Yas Marina debido, en gran parte, al fallo en la estrategia que tenía Ferrari, convirtiendo a Sebastian Vettel en el campeón más joven de la Fórmula 1.
Fernando llegaba con todo de cara a esta carrera, le valía con terminar cuarto y  la parrilla de salida, con Webber por detrás suya, parecía favorecer a Alonso para que pudiera alzarse con el título, pero ha sido el otro piloto de Red Bull quien se ha llevado el campeonato.
La salida no fue muy buena y Button le pasó nada más comenzar, además Schumacher tuvo un accidente que hizo que el Safety Car hiciera acto de presencia (cosa con la que Ferrari no contaba) y metiera más coches delante de Fernando complicándole más las cosas. La escudería italiana mandó parar a Fernando cuando no era necesario y hasta ellos mismos reconocen un fallo que les ha costado llevarse el mundial de pilotos, no obstante, muy poca gente hubiera apostado que Ferrari llegara al último Gran Premio con posibilidades de llevarse un mundial en donde no tenían muchas opciones. Al final la superioridad de Red Bull se ha llevado el gato al agua.
Además de la salida, Fernando se encontró un duro rival que no se dejó pasar el ningún momento: Vitaly Petrov. El de Renault fue un muro infranqueable que opuso la misma resistencia que si fuera él el que luchaba por el mundial. Ni siquiera en la recta era capaz de pasarle, a parte, Kubica y Rosberg tampoco se iban a dejar adelantar fácilmente. Mientras tanto Vettel se iba escapando poco a poco y Alonso viendo cómo el mundial cambiaba de dueño. Al final Vettel se llevó una carrera que vale oro, con Hamilton segundo y Jeson Button tercero. Rosberg ocupó la plaza que le valía a Alonso para ser campeón seguido de Robert Kubica y “el muro” Petrov.
El fallo de la estrategia, la competitividad del coche y la mala suerte en esta carrera han hecho que no podamos estar celebrando el tricampeonato de Alonso, pero Red Bull ha sido un justo vencedor. Esta carrera pone punto y final a un mundial que ha guardado emoción y adrenalina hasta el final.